Artículos

La muerte del ciudadano Jekyll y el nacimiento del consumidor Hyde

 

Por Omar Cid

 

El bus se desliza por la carretera de sur a norte,  el candidato de La Concertación Eduardo Frei, hace unas cuantas horas ha reconocido su derrota, las casas cercanas a la carretera principal concesionada, se ven silentes, el ingreso a la ciudad de Santiago por el Barrio de Estación Central, pasando por el Hogar de Cristo, nos recuerda que los pobres si pueden esperar siendo serviles y obedientes “al patroncito”.  

La máquina ingresa al Terminal, el bullicio del ir y venir me descoloca, los rostros inexpresivos, el andar rápido con la vista saltona como escabulléndose llama profundamente la atención.

A las 23:30 tomo un taxi con rumbo a Grecia -el conductor me recuerda mientras subimos por calle Arica- que la derecha no llegaba al poder desde 1958, bajo el mandato de Don Jorge Alessandri…

Con la fe del carbonero, el hombre me hablaba de las bondades del próximo gobierno “pagaremos menos agua, luz y las carreteras privatizadas van a bajar el peaje” eso mientras la ciudad parecía un cementerio.

De Plaza Italia hacia arriba, el carnaval y la euforia incluso dio para que los más osados sacaran del closet, alguna pancarta con la imagen del ex dictador, que era besada y aplaudida por los asistentes como si se tratara  de la Virgen del Perpetuo Socorro.

Salí de la capital el día sábado a primera hora y el domingo a media noche el país ya no es el mismo.

La lenta transformación del Doctor Jekyll en Mister Hyde tuvo su día y hora, había indicios, ataques de improviso, pero el proceso finalmente acabó, el ciudadano Jekyll abandona la cámara de sufragio y deja su responsabilidad al consumidor Hyde,  se necesitaron muchos brebajes, para romper su naturaleza: La alegría que no llegó, la justicia en la medida de lo posible, privatizaciones innecesarias, el regreso sin ningún rasguño del tirano, las casas COPEVA, Chile-Recortes, la sangre de Alex Lemún, las balas sin dueño contra Rodrigo Cisterna etc,etc.

La hora de los patrones

En rigor, el combo electoral compuesto de una salsa de cambio, con papas de lo mismo, más una porción de pacificación a toda costa y un aperitivo de pan y circo, se llevó la preferencia de los comensales.  

Nada tan grave como para indigestarse o sentirse arrepentidos de algo, total los patrones saben mandar y los gerentes como los trabajadores obedecer.

Chile vuelve a su rancia tradición oligárquica, la que recibió el centenario y zapateo sobre la sangre de los obreros de la escuela Santa María  de Iquique, repartiendo vino y empanadas hasta el cansancio.

Es la hora de los patrones, ya no hay excusas para que  se oculten en las parcelas de agrado.

En honor del bicentenario y de la economía neoliberal hagan gala del chorreo, del millón de pegas prometidas. Llegó la hora de las limosinas y la repartija popular al estilo Farkas, porque llegaron para quedarse y no apretar cachete con las primeras marchas  y los cortes de luz, como imaginan algunos soñadores de la tesis del enemigo al frente.

 

La caída de la libertad es la asunción al poder de los herederos de Pinochet

Por:  Gregorio Angelcos

Matar a la Concertación por todas las diferencias que hemos expresado durante estos años, significa renunciar a nuestra libertad, y dejar que nos envíen a una cárcel tormentosa y represiva, donde nos irán eliminando día a día, paulatinamente.

Los que ayer destruyeron la democracia, derrocaron al presidente Allende, e instalaron una dictadura, nos señalan que el presidio para el pueblo es nuestro paraíso.

Siempre hemos esperado mayor y mejor gestión del gobierno de Bachelet, y hemos diferido con esta, por la falta de profundidad de nuestra democracia, y una escasa participación ciudadana, en fin. Sobre estas falencias ha ido capitalizando la derecha y potenciándose para acceder al poder.

Sin embargo, las encuestas le asignan un respaldo ciudadano único en la historia de nuestra feble y restringida democracia. Detrás del debate mediático y las percepciones ciudadanas sobre su gobierno, Bachelet tiene una obra en materia de seguridad social de alto compromiso con los más desvalidos, obra que se convertirá en inseguridad bajo las normas irrestrictas del mercado.

La derecha someterá a sus propios electores a un tratamiento de shok, traumático, como resultado de sus observaciones dogmáticas sobre la economía y lo que entienden por estabilidad social.

Una cosa es el discurso público que encanta y enajena las conciencias de quienes reciben su mensaje, y otra diferente, es la propuesta subliminal que se vendrá con la presencia de Piñera en una eventual presidencia nacional.

La cultura histórica de la derecha se expresa claramente a través de la gestión de la dictadura, de la cual formaron parte en forma activa, mucha represión, persecución de los artistas e intelectuales, reducción de los presupuestos para las políticas públicas culturales.

Todos recordamos el denominado “apagón cultural” durante esos años críticos y dolorosos, la infiltración del activo cultural con sujetos de inteligencia provenientes de la CNI, para neutralizar la coordinación activa de los gremios de la cultura para recuperar nuestra democracia.

Cultura y derecha en Chile son antagónicas, vender y crear son excluyentes, las decisiones técnicas del mercado siempre arrastran una lógica selectiva de marginación del pueblo y por tanto es deshumanizada.

Es razonable ejercer el derecho a la duda, y discrepar con los gobiernos actuales, pero en un análisis comparado básico, los principios que fundamentan a ambos conglomerados son radicalmente antagónicos, la Concertación es el referente que en alianza con el Juntos Podemos, le devolvieron a Chile nuestra democracia, se podrá argumentar que es insuficiente como sistema, que se ha distanciado de la sociedad civil, pero un hecho es el que describo, y otro es que, por reacción y por rabia frente a algunas medidas contradictorias con las aspiraciones sociales de la población, esta última decida castigar con su voto, transfiriéndoselo a Piñera y a la derecha chilena, sector que se ha caracterizado por impedir medidas de apertura y participación social.

Derrocaron a Allende cuando vieron que estaban en riesgo sus inversiones y privilegios, avalaron a la dictadura durante diecisiete años, y hoy nos dicen con la demagogia que los caracteriza, que garantizarán los derechos ciudadanos y que mejorarán la calidad de vida de los chilenos.

En esta hora crucial, la dicotomía no es entre los perfiles de los candidatos Frei y Piñera y las imágenes que proyecten a través de sus campañas o en la televisión.; sino que nos enfrentamos a dos proyectos de país, o regresamos a una realidad que destruya el recorrido de una cruenta y difícil transición apoyando a Piñera, o avanzamos en un conjunto de reformas que representan al conglomerado más democrático del país y que hoy encabeza Frei.

Piñera es el representante político de la UDI y RN, partidos políticos de raigambre pinochetista, que gozaron del amparo y los privilegios del dictador, y Frei de los millones de chilenos sometidos, exiliados, perseguidos por los primeros, desde sus cargos de gobierno durante el régimen militar.

Decidir es una responsabilidad ciudadana mayor, nos exige pensar, mirar nuestra historia, mirarse a si mismo, y evaluar la realidad en la que vivimos hoy, y compararla con la que vivimos en el oscuro pasado de diecisiete años de dictadura.

Por tanto lo que se resuelve en el futuro inmediato es, avanzar en libertad tras un proyecto más humano, afincado en las tradiciones republicanas de Chile, proyecto que representa a la Concertación y al Juntos Podemos, o entregarle el poder en forma discrecional a algunos liberales en estricta alianza con los conservadores, amigos y aliados en el pasado del golpe militar, pero con una máscara de demócratas.

La democracia nos entrega una posibilidad igualitaria: ricos y pobres disponen en equidad del derecho al voto para elegir. Un hombre un voto, el mercado y el capitalismo nos dan la posibilidad de elegir en relación a nuestros ingresos, por tanto en los espacios económicos se expresa la desigualdad, que tanto aprecia Piñera, y que no va a reformar democratizando la economía. Solo más medidas de control administrativo, mucha burocracia y un poder discrecional para someternos en un contexto donde apreciaremos nuevamente la mano de hierro del pinochetismo.

Por estas razones, la decisión es clave, entre un país libre, un poco desordenado, o un país vertical, intervenido como en el pasado, con riesgos como el que aumente la represión y la persecución a los adversarios, quienes volveremos a ser tratados como enemigos de la patria, cada vez que, discrepemos frente a una medida política de los dictadores de turno.

Entre continuar siendo libre y que me garanticen la libertad de expresión para disponer de las herramientas críticas necesarias como escritor, o me proscriban o me releguen por mis ideas, votare por Frei en espera de un referente de mayor progreso para el año 2014.

NOTAS SOBRE EDUCACIÓN, GOBIERNO Y PAPEL DE LOS PROFESORES

 

Por  Rodrigo Jara Reyes

(Poeta y escritor)

 

            El problema educativo comienza en casa, en un hogar vacío de barrio popular, en esa familia desarticulada que no construye el valor responsabilidad, el valor respeto, el valor esfuerzo, primordiales para que luego puedan ocurrir los aprendizajes. Los padres no están, ya no viven juntos o trabajan todo el día para ganar el pan amargo de los pobres. María de los Ángeles Santander, investigadora de Libertad y desarrollo señala:“La diferencia principal en rendimientos nace de las diferencias socioeconómicas y de la escolaridad de los papás”. La prueba está en lo que ocurre con los niños antes mencionados, pues quedan a cargo de un cuidador indolente, una vecina a la que no le importa o simplemente solos.

            ¿Quiénes serán los padres sustitutos de  dichos niños? ¿Acaso el sistema educativo fracasado, con profesores subvalorados, muy mal pagados, con bajo nivel de perfeccionamiento y una carrera docente que no existe? Baste señalar que el gobierno actual y los precedentes, se quitan de encima toda responsabilidad y culpan a los docentes de los resultados en las mediciones educativas, como si estos fueran los únicos responsables de la educación de las personas. En este sentido, es necesario tener en cuenta el estudio de la profesora sueca Inger Enkuist, especialista en educación comparada, que realizó una investigación en California, en la cual corrobora que la actitud de la familia frente a la educación de los niños es lo que más influye en el resultado educativo de los hijos. Algo muy parecido señalan Oliva y Palacios en un estudio realizado en 1998 “...escuela y familia tienen influencias superpuestas y responsabilidades compartidas por lo que ambas instituciones deben cooperar en la educación de los niños.” En consecuencia ¿Son los profesores los responsables o es el mal funcionamiento de la sociedad misma, acaso el mercado que pretende regular no solo la economía, sino todas las relaciones sociales, incluidas las de aprendizaje?

            Si a lo anterior le sumamos una sociedad desigual, resentida, agresiva, con el valor dinero al tope y en donde sólo importa conseguir la riqueza, no el cómo: el tráfico, el asalto, la coima, el pituto, el fraude, la estafa etc. Y si a ese panorama desolador, le agregamos el hecho de vivir en un medio donde domina lo mediocre, en donde no importan tus estudios, tu perfeccionamiento, tus esfuerzos, tu experiencia, existen lugares incluso, donde dichos argumentos pueden jugarte en contra al momento de buscar trabajo, pues te conviertes en un peligro para los directivos que eligen al personal de la empresa o el servicio público. No estamos en un país en el que se elige a los mejores, sino a los que son parientes de tal, amigos de tal o miembros del partido tanto. Si esto ocurre todos los días, a cada momento y en casi todos los puestos de alguna valía ¿Para qué estudiar tanto o perfeccionarse?

            La pregunta anterior es totalmente válida en un país en que se postula una educación con claras connotaciones económico-laborales. No nos educamos para la vida, para construirnos y liberarnos, nos educamos para obtener dividendos contantes y sonantes. Por lo mismo, el sistema económico busca moldear a los jóvenes para que sean obreros calificados, buenos técnicos, profesionales sumisos y serviciales.  Gente de trabajo y que trabaje hasta anularse, hasta el embrutecimiento. No queremos pensadores ni actores sociales, queremos operarios, nos repiten las voces del mercado. De lo señalado anteriormente, surge una pregunta casi obvia ¿qué pasa si tus estudios no significan más ingresos, si no encuentras trabajo o el trabajo es remunerado de manera irrisoria? ¿Frustración, desconfianza, incredulidad, rebeldía?

             El resultado es un sistema educativo que hace agua por todos los flancos, no está preparado para los alumnos problema (que cada vez son más), sobre todo si consideramos salas atiborradas con más de cuarenta estudiantes. Un sistema que quiere los mejores resultados invirtiendo una miseria, que pretende que los profesores se jueguen la vida, que demuestren vocación y se les paga una poquedad. Un sistema que incluso en sus niveles altos de acierto (los colegios particulares) se encuentra a años luz de los resultados de entidades educativas públicas en países desarrollados.

            En el fracaso de la educación chilena hay responsabilidades políticas, gente que no ha visto una cuarta fuera de los ojos y que el pueblo eligió para que observaran y decidieran en conciencia, gente que aplica una reforma que venía fracasada desde España y que, “extrañamente”, comete el mismo error de los españoles: crear una educación para la empresa, la producción y no para la vida. No debemos pasar por alto que nuestro gobierno, por algún motivo oculto, o no tan oculto si tomamos en cuenta lo señalado en párrafos anteriores, pone a la cabeza del ministerio correspondiente a una persona que primero no es profesional de la educación, y que luego, es dueña de colegios particulares y por lo mismo, (aunque de la boca hacia afuera declara lo contrario) interesada en favorecer a la educación particular por sobre la pública, es decir, interesada en manejar los colegios como empresas. Por eso no puede aparecer el sistema o el gobierno como culpable del fracaso en educación, el chivo expiatorio serán los profesores, no digamos que no tienen responsabilidad, sí la tienen, pero mucho menos de lo que declara la ministra, los estudios internacionales hablan de un 30 % de responsabilidad de la educación formal en la vida educativa de una persona y el otro 70, pertenece al sistema imperante, al medio social y a la familia.

            Por todo lo que acabo de señalar, es injusto el modo en que la encargada del ministerio se relaciona con los docentes, no como si lo hiciera con profesionales, sino de manera displicente, irrespetuosa, como seguramente trata a los docentes de los establecimientos de su propiedad. Quizá piensa que así debe tratar a los únicos fracasados del sistema, porque los directivos, los subsecretarios y la gente del ministerio han hecho las cosas bien, muy bien, requetebién...

            Al reflexionar sobre el asunto y mirar hacia atrás, vuelvo a creer que cada pueblo se merece el gobierno que tiene y que nos merecemos lo que tenemos, pues no hemos sido capaces de cambiarlo. Pero al mismo tiempo, creo que hay hechos esperanzadores y bellos, por ejemplo y a la luz de todo lo que hemos vivido últimamente, me parece mucho más hermosa la rebeldía de María Música, rebeldía bendita por el agua que lanzó al rostro de la ministra y condenada por los medios, por periodistas y profesores adscritos al oficialismo, que quieren hacernos creer en la obediencia y el respeto ciegos, es decir, en la sumisión y la cobardía como una virtud.

 

 

 

Why, ¿Porqué?, Pourquoi, de James Cockcroft

 

Libro trilingüe del poeta e intelectual comprometido, Dr. James Cockcroft y dedicado a los cinco cubanos presos en Estados Unidos, se presentó en Ottawa en el Umi Café, que se está convirtiendo rápidamente en uno de los lugares de encuentro de la cultura alternativa en la capital de Canadá.

Por Jorge Etcheverry


 

Este nuevo publicado (trilingüe de poesía) del Dr. James Cockcroft, que es autor de 40 libros y forma parte del Comité Internacional por la Libertad de los Cinco Cubanos, la Coordinadora Internacional en Defensa de la Humanidad, y la Canada-Cuba Literary Alliance, está divido en tres partes y recorre las alternativas de la vida personal, ambiental, natural y política, con una tonalidad de intención lírica que intenta rescatar el vínculo o copertenencia de la anécdota individual con la vida social y el entorno o matriz natural.

.

El autor venía de Montreal, Québec, para dar al día siguiente una conferencia sobre las relaciones de Estados Unidos con Cuba en la era de Obama, que se realizó en la Universidad de Ottawa y fue auspiciada por la asociación salvadoreña de la ciudad, que es la más progresista y organizada comunidad latina de la capital de este país.

Este poeta trilingüe leyó poemas del libro en español, inglés y francés, ante una variada concurrencia de poetas y gente comprometida con la poesía y el cambio social -frase que aunque parezca gastada, muy usada, tiene hoy más vigencia que nunca porque indica una urgencia histórica. Así, este evento combinó dos cosas que para muchos coinciden, la poesía y el compromiso político progresista, sin limitaciones de estilos o idiomas. El autor dedicó este libro a los cinco cubanos que languidecen ya 11 años en las cárceles estadounidenses y parte de los ingresos de las ventas de este volumen, publicado por la editorial canadiense Hidden Brook Press, irán a las familias de estos luchadores encarcelados por haber combatido al terrorismo de esos desconocidos—o conocidos—de siempre, que por décadas tratan de derrocar o desestabilizar el régimen revolucionario de la isla de Cuba.

.

Este recital se puede considerar de alguna manera una secuela del Primer Festival Internacional de Poesía de Resistencia que tuvo lugar en Toronto, Canadá, y que reunió a poetas, intelectuales, artistas y activistas de todo el mundo y de Canadá en torno a la causa de los cinco cubanos detenidos en EEUU. Pero también es de alguna manera un prefacio al segundo festival, a realizarse nuevamente en Toronto en septiembre de 2010, en honor a la autodeterminación de los pueblos, simbolizada en los cinco compañeros cubanos presos, en Leonard Peltier, militante del American Indian Movement y en prisión por más de treinta años, acusado de la muerte de dos agentes federales americanos durante un enfrentamiento, y Mumia Abu Jamal, ex militante de los Black Panthers, en espera de ejecución por el crimen de un policía hace décadas, hecho que aún no está totalmente establecido. Todos ellos injustamente encarcelados en Estados Unidos. Para contactarse con los organizadores de este evento, escriban a resistancepoetryfest@gmail.com.


Voviendo al libro
"Why, ¿Porqué?, Pourquoi.", éste ha recibido positivos comentarios de parte de personalidades del mundo poético hispánico, como dos de las figuras más destacadas de las letras cubanas, Nancy Morejón, que afirma que “Estos poemas cantan a la vida con voz propia cuando nos demuestran que un mundo mejor es posible” y Pablo Armando Fernández, que constata en estos poemas una vía poética posible “Porque seguimos caminando… unificados en el espíritu del Che”. Para los interesados, este libro se puede pedir a Hidden Brook Press, writers@hiddenbrookpress.com. Y para muestra un Botón:



 

Los Andes
(Traducido por el autor, con ayuda de Suni Paz)

Debajo del avión,
de Cochabamba a Caracas,
se despliegan las cimas moradas de los Andes,
reventando sus cobijas blancas.

Del horizonte plano bajan
los mantos de nubes irisadas,
y en la lejanísima distancia surgen
templos, monumentos nevados.

Aquella sensación enrarecida
de grandiosidad,
hogar del cóndor, Pacha Mama
y tanto más...

Hecha tangible bajo la ventana del avión
en cuestas rocosas, quebradas de grava,
lechos de ríos resecos:
lucha eterna por la vida, la justicia.

Una profundidad
de sufrimiento,
alegría,
serenidad.



¡Bailemos! Jane Carolina Canning,
presente...

Bailemos, Jane Carolina Canning,
tengo Buena Vista Social Club,
Getz, Santana, Ferrer, Evora,
cinco CDs formidables,
presente ...

Platiquemos, Jane,
de cosas profundas
de Doyle, de Derek, de Eric, de Susan
de amores, presentes y pasados,
presente...


Los sillones Adirondak están en el porche, Jane,
con vista al norte y al Lago de Amigos,
los martinis y la vela para insectos están listos,
presente ...

Defendamos los derechos humanos, Jane,
contra títeres tiranos del estilo-cha,
y los Somoza-Pinochos de América Latina,
y los verdaderos monstruos,
FMI, Banco Mundial, OMC,
presente ...

Abramos nuestras casas, Jane,
a todos los jóvenes y fugitivos,
para darles asilo en un remanso de paz y tranquilidad,
para recobrar su fortaleza,
presente ...

Trabajemos, Jane,
para sacar provecho de las venas de la vida,
escribir los libros,
desplegar las danzas,
cumplir los amores,
presente ...


Tranquilicémonos ahora, Jane Carolina Canning,
nuestros cerebros y almas
enardecidos
como meteoritos locos en un firmamento de noche,
presente ...


Paz, amor, fuerza, valor,
Jane Carolina Canning,
presente ...